COLABORACIÓN ENTRE OPERADORES JURÍDICOS

Me gusta la expresión “operador jurídico”.

Me enseñaron que dentro de ese grupo podemos incluir a todas las PERSONAS, porque al final somos personas, que trabajamos “orbitando” en el universo de la Justicia.

Los diferentes profesionales realizamos diferentes funciones. Un auxiliar de justicia, un juez, un abogado, un procurador, un secretario, un fiscal, incluso el guardia de seguridad del juzgado que, en más de una ocasión, nos ha ayudado. Veo con preocupación a mis compañeros y amigos procuradores con un futuro incierto, los auxiliares que pierden su paga de navidad, nuestra propia posición como abogados, la falta de plazas a jueces, fiscales, secretarios… Por eso, mi queja de hoy.

No entiendo porque los operadores jurídicos nos hacemos la puñeta unos a otros. No entiendo porque a veces un abogado se comporta como un idiota con un funcionario ni porque un funcionario hace la vida imposible a un procurador. Tampoco entiendo el porque un juez dicte una resolución sorprendente después que un abogado hable con él para evitarle que trabaje el fin de semana. No entiendo porque hay fiscales que se ensañan con imputados ni porque un Secretario no se habla con su Juez.

Quizás, y digo quizás sabiendo que no ocurrirá nunca, los operadores jurídicos colaboremos entre nosotros, con respeto y cariño. Respondía Churchill a la pregunta de ¿Qué opina de los franceses? “No los conozco a todos”. Yo tampoco conozco a todos los operadores jurídicos pero conozco a alguno que, al igual que en el colegio, deberíamos calificarlo con un “Necesita Mejorar” en compartir y colaborar.

Nos dedicamos a una profesión y un universo en donde debemos solucionar problemas de los demás. Eso es duro. Entre todos deberíamos reflexionar y no crear más problemas a nuestros compañeros “operadores jurídicos”.