ESTAFA PIRAMIDAL A LA ESPAÑOLA. BALDOMERA LARRA WETORET

El día de hoy, 19-6-2014, pasará a la historia por celebrar que tenemos un nuevo Rey, Felipe VI. Esta semana pasará a la historia porque la Selección Española de Fútbol ha llevado un varapalo después de haber sido más grande que la Armada Invencible de otro Rey llamado Felipe.

Por eso, como estamos en una semana histórica ( y me he comprado un libro nuevo: Los procesos célebres seguidos ante el Tribunal Supremo en sus doscientos años de historia” Imprenta Nacional de la Agencia Estatal Boletín General del Estado) voy a compartir una historia que me ha llamado la atención. Es la historia de doña Baldomera Larra Wetoret.

Doña Baldomera era hija de don Mariano José de Larra y debió de ser una persona ingeniosa para la época.

En fin, la buena de doña Baldomera fue una adelantada a su tiempo. Su marido, médico de la Casa Real pero afrancesado, tuvo que emigrar con la llegada de Alfonso XII. En aquél momento, sin dinero, acudió a los préstamos. La buena señora prometió que a quien le prestara una onza se la devolvería duplicada. Pues la señora cumplió. La avaricia rompe el saco y, al parecer, en el Madrid de la época rompieron cerca de 65.000 sacos de impositores.

La noticia fue difundida en la época. La Audiencia la condenó junto con su “contable”, que también había sido impositor, por un delito de Alzamiento de Bienes.

 

El TS los absolvió porque:

a)    Doña Baldomera no tenía capacidad legal para contratar y, por tanto, no podía existir una simulación de contrato ya que su condición de mujer, sin la autorización de su marido, no podía obligarse.

b)   Esta capacidad de obligarse impedía la existencia de acreedores y, por lo tanto, no estaba obligada a pagar.

 

Esta curiosa historia a mi modo de ver tiene interés por varias cuestiones:

1)   La estafa ponzi la inventó una mujer española allá por el año 1876.

2)   Los delitos fiscales no son un invento de nuestro tiempo.

3)   La consideración que hace el TS de la inexistencia de la capacidad para obligarse y, con ello, la existencia del “acreedor” me resulta interesante.

 

En fin, después de tanto tiempo de no actualizar el blog no digo nada nuevo. ¿Cómo está van las pensiones de la seguridad social?¡Qué cosas!

 

Imagen

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s