FIN DE CURSO

Estimados y abnegados lectores.

Leer un post que pone fin de curso es un sufrimiento que intentaré hacer breve.

Este curso 2015/2016 ha sido algo más intenso que el anterior pero no ha sido lo suficientemente intenso como para dar contenido al blog de una manera continua desde febrero.

El deseo de hacer 3 post semanales de septiembre (junto a mi perfeccionamiento del inglés, el gimnasio y el coleccionable de la Pinta, la Niña y la Santa María) se ha ido diluyendo hasta hacer casi dos post mensuales consecuencia de las vicisitudes personales, la carga de trabajo y el tedioso día a día.

Como bien conoce el lector habitual, mi blog es mi forma de estudiar y estar actualizado obligándome a leer sentencias de un modo semanal de las que hago mi particular corta y pega. Pero hasta para el corta y pega es dificultoso el ponerse día tras día después del atender el trabajo y disfrutar de la familia.

No es una excusa pero son mis razones.

Desde aquí mostrar mi respeto y admiración por aquellas personas que consiguen dotar a sus blogs de un contenido continuo. Si ya, después, lo coronan con un contenido de calidad creo que deberían subir a los altares de la legislación y la jurisprudencia.

Si llegamos allá, nos leemos en septiembre.

Tened unas apacibles vacaciones.

 

Daños continuados. Comienzo del cómputo para ejercicio de acción. Art. 1968.2 Cciv. Doctrina Jp. aplicable.

Bienaventurados los que leéis el blog porque vuestro será el reino de la legislación, la jurisprudencia y el copy and paste.

Hoy traigo una sentencia breve, clara y sencilla del Magistrado Francisco Javier Orduña Moreno. Para que veáis que puede hacer las cosas breves, sencillas y para todos los públicos. Estoy seguro que me leen y por eso me inadmiten todos los recursos que mando al TS.

Objeto del recurso: el muy mítico: “dies a quo a los efectos del cómputo del plazo de prescripción de la acción es el de la fecha del último informe técnico a partir del cual los demandantes pudieron ejercitar la acción al conocer la realidad y extensión de los daños producidos”.

La doctrina de Sala, no menos mítica:

“En relación a la consolidación del daño, con carácter general, esta Sala, entre otras, en su sentencia núm. 28/2014 de 29 de enero , tiene declarado lo siguiente:

«[…] A este respecto es pertinente hacer una distinción entre el daño continuado y el daño duradero o permanente, que es aquel que se produce en un momento determinado por la conducta del demandado pero persiste a lo largo del tiempo con la posibilidad, incluso, de agravarse por factores ya del todo ajenos a la acción u omisión del demandado. En este caso de daño duradero o permanente el plazo de prescripción comenzará a correr «desde que lo supo el agraviado», como dispone el artículo 1968.2.o CC , es decir desde que tuvo cabal conocimiento del mismo y pudo medir su trascendencia mediante un pronóstico razonable, porque de otro modo se daría la hipótesis de absoluta imprescriptibilidad de la acción hasta la muerte del perjudicado, en el caso de daños personales, o la total pérdida de la cosa, en caso de daños materiales, vulnerándose así la seguridad jurídica garantizada por el artículo 9.3 de la Constitución y fundamento, a su vez, de la prescripción.

En cambio, en los casos de daños continuados o de producción sucesiva no se inicia el cómputo del plazo de prescripción, hasta la producción del definitivo resultado ( STS 28 de octubre de 2009 y 14 de julio de 2010 ), si bien matizando que esto es así «cuando no es posible fraccionar en etapas diferentes o hechos diferenciados la serie proseguida» ( SSTS 24 de mayo de 1993 , 5 de junio de 2003 , 14 de marzo de 2007 y 20 de noviembre de 2007 )».”

TESTAMENTO VITAL. Manifestación anticipada de voluntad.

La manifestación anticipada de voluntad, también conocida como “testamento vital” está regulada en Canarias a través de dos normas:

Como elemento previo debemos destacar que hay modelos oficiales en la web del gobierno de canarias y que su otorgamiento ante Notario es (o era) gratuito en Canarias en virtud de convenio con el Consejo del Notariado y el Servicio Canario de Salud (SCS)

Requisitos formales

 

  1. a) Datos de identificación: nombre, apellidos, sexo, domicilio, teléfono y dirección de correo electrónico si los tuviera, Documento Nacional de Identidad o pasaporte o número de identificación de extranjeros u otro documento válido para acreditar la identidad de la persona otorgante, de los testigos y, en su caso, del representante.
  2. b) Número de tarjeta sanitaria o documento de similar naturaleza.
  3. c) En el supuesto de que se otorgara ante testigos, declaración expresa sobre el contenido previsto en el artículo 6.2 del presente Decreto.
  4. d) Lugar, fecha y firmas de la persona otorgante, de los testigos y, en su caso, del representante.

Contenido de la manifestación anticipada de voluntad.

 

1.- La manifestación anticipada de voluntad deberá recoger todo o parte del siguiente contenido:

a) Las instrucciones y opciones que deberá respetar el personal sanitario que atienda al otorgante sobre los cuidados y el tratamiento de su salud.

b) Las instrucciones respecto al destino de su cuerpo y a la donación de sus órganos o tejidos.

c) La designación de uno o varios representantes que actuarán como interlocutores de las instrucciones y valores manifestados ante el médico o el equipo sanitario. Se incorporará a la documentación la aceptación del representante para serlo.

Además, podrá recoger las indicaciones de naturaleza ética, moral o religiosa que expresen sus objetivos vitales y valores personales para que orienten a los profesionales médicos en la toma de decisiones clínicas.

  1. No se tendrán en cuenta las manifestaciones anticipadas de voluntad que vulneren el ordenamiento jurídico, la lex artis o no se correspondan exactamente con el supuesto de hecho que se hubiera previsto al otorgarlas.

Requisitos para ser representante.

  1. El representante a que se refiere la presente norma deberá estar perfectamente identificado, ser mayor de edad y ostentar plena capacidad de obrar.

  1. La renuncia de tal condición por el propio representante se realizará siempre ante el Registro previsto en el Decreto 13/2006,, quien notificará al otorgante este hecho, para su sustitución por un nuevo nombramiento, si así lo desea.

Formalización de la manifestación anticipada de voluntad.

 

La manifestación anticipada de voluntad debe formalizarse por escrito y ante las siguientes personas, a elección del otorgante:

  1. a) Notario.
  2. b) Funcionario encargado del Registro de manifestaciones.
  3. c) Tres testigos.

La inscripción es obligatoria y deberá ser incorporada a la historia clínica aunque está obligación se supedita a la publicación de un reglamento que no está aprobado. Asimismo se incorporará al Registro Nacional de Instrucciones Previas, RD 124/2007.

El asunto es enormemente completo y este post no pretende ser ningún artículo doctrinal profuso y completo sino un esbozo de una posibilidad regulada que existe en nuestro derecho con particular referencia a la norma autonómica canaria.