Archivo de la categoría: DERECHO CIVIL. Daños continuados. Dies a quo.

Daños continuados e inicio del cómputo del plazo.

Soy muy fan de las sentencias de Salas Carceler y Seijas Quintana. Son claras, sencillas pero concretas y bien motivadas. Seguro que muchos profesionales mucho más cualificados que yo no comparten esta opinión. Seguro que son de Benitez.

La STS 4125/2015 de 13-10-2015 Id Cendoj: 28079110012015100528 donde aborda los daños continuados y el diez a quo para el cómputo del plazo:

Los daños continuados son aquellos que aparecen como consecuencia de una actividad dañosa que opera día a día. Pese a esto, llegará un determinado momento en el que se estabilizarán, conociéndose entonces su alcance total; momento en el que la jurisprudencia viene entendiendo que debe fijarse el “dies a quo” para el cómputo del plazo de prescripción.

La sentencia de esta Sala núm. 31/2004, de 28 enero (Rec. 882/1998 ) afirma que «el dies a quo, conforme al artículo 1969, es el de actio nata y ésta no es viable hasta que se conocen los daños y en los que son continuados, no se computa desde la producción de cada uno de ellos. Las sentencias citadas anteriormente, que se refieren a este mismo tema, de 24 de mayo de 1993 y 7 de abril de 1997 dicen: “Es consolidada doctrina de esta Sala (Sentencias de 12 de diciembre de 1980 , 12 de febrero de 1981 , 19 de septiembre de 1986 , 25 de junio de 1990 , 15 y 20 de marzo y 24 de mayo de 1993 ,entre otras) la de que cuando se trata de daños continuados o de producción sucesiva e ininterrumpida, el cómputo del plazo de prescripción de la acción no se inicia (“dies a quo”) hasta la producción del definitivo resultado…».

La conclusión es lógica si se tiene en cuenta que la adopción del criterio opuesto llevaría a una solución contraria a derecho en tanto que, atendiendo a un hecho como el ahora considerado, significaría que unos daños menores durante el primer año con un mismo origen -que no hubieran dado lugar a reclamación- vedarían la posibilidad de acciones frente a los mayores daños producidos con posterioridad.

¿Por qué hay que usar 5 páginas si podemos despacharlo con claridad y concreción en tres párrafos?

Anuncios

Deja un comentario

11 noviembre, 2015 · 10:00