ENLACE AUTO JUEZ RUZ PIEZA SEPARADA DP 275.08 ÉPOCA I 1999 2005.

Auto de Juez Ruz de transformación de Diligencias Previas en Procedimiento Abreviado de las DP 275/08, Pieza Separada DP 275/2008, ÉPOCA I: 1999-2005

Fuente.- Elmundo.es

Os enlazo con el post de 11-1-2014 sobre receptación civil o beneficiarios económicos de delitos cometidos por terceros.

RECEPTACIÓN CIVIL ¿QUÉ PASA SI TE BENEFICIAS DE LOS EFECTOS ECONÓMICOS DE UN DELITO QUE NO SABES QUE SE HA COMETIDO?

Art. 122 del CÓDIGO PENAL.- “El que por título lucrativo hubiere participado de los efectos de un delito o falta, está obligado a la restitución de la cosa o al resarcimiento del daño hasta la cuantía de su participación.”

Esta institución jurídica es la denominada receptación civil, un gran desconocido para el público general.

Hoy traigo a colación este precepto a cuenta de un asunto por todos conocido: imputamos, no imputamos, si no imputamos que pasa, etc.

La receptación civil, a grandes rasgos, consiste en que aquella persona que no ha intervenido en el delito como autor o cómplice y no puede ser responsable penal por receptación ni puede resultar obligado a la restitución penal de la cosa o al correspondiente resarcimiento si ha resultado beneficiado de los efectos del delito –ojo-si ese beneficio es obtenido a título lucrativo

La STS de la Sala 2ª de 15-7-2011 analiza los requisitos de la receptación civil.

“La responsabilidad civil por participación a título lucrativo en los efectos de un delito o falta tiene una entidad propia que la diferencia de otros orígenes de esa clase de responsabilidad.

Decíamos en la STS 57/2009 , citada por la STS num. 1394/2009, que el art. 122 del CP recoge el resarcimiento del perjuicio o daño patrimonial originado criminalmente al sujeto pasivo del delito en las adquisiciones a título lucrativo, como consecuencia de que nadie debe enriquecerse indebidamente en virtud de negocios jurídicos que se derivan de causa ilícita, y desarrolla la institución jurídica que ha adquirido carta de naturaleza con el nombre de receptación civil (cfr. SSTS 532/2000, 30 de marzo  59/1993, 21 de enero y 1257/1995, 15 de diciembre ).

 

Para ello es indispensable,

 1º) que exista una persona, física o jurídica que hubiere participado de los efectos de un delito o falta, en el sentido de haberse aprovechado de ellos por título lucrativo, por lo que quedan excluidas las adquisiciones en virtud de negocios no susceptibles de esta calificación jurídica;

  2º) el adquirente debe tener meramente conocimiento de la adquisición e ignorar la existencia de la comisión delictiva de donde provienen los efectos, a fin de impedir la aplicación del « crimen receptationis » en concepto de autor, cómplices y encubridor;

 3º) la valoración antijurídica de la transmisión de los objetos y su reivindicabilidad se ha de hacer de acuerdo con la normativa que regula el tráfico jurídico, y la determinación del resarcimiento se realizará por la cuantía de la participación (cfr. STS 532/2000, 30 de marzo y las que en ella se citan)”