GENERAR MARCA PERSONAL. OPCIONES

Partimos de la premisa de que hay que estar en redes sociales para generar networking y marca personal. Eso es un hecho cierto y no discutible. Además de estas redes ¿qué otras cosas podemos hacer?

Hoy en día todos tenemos un blog –estas leyendo el mío- pero la implementación en el mercado de diarios jurídicos digitales nos permite crear sinergias con portales de ámbito jurídico, serios, rigurosos y de gran difusión.

 Mi blog, tú blog, lo leen 50, 100, 200, 300 o 1000 personas, da igual; es posible mejorar tu visibilidad con sinergias.

 La mayoría de los blogs que leo tienen post de suficiente calidad para publicar en diarios digitales, debéis intentarlo.

Para generar o mejorar vuestra marca personal en internet podéis aprovechar las sinergias con los diarios digitales –a mi me gustan lawyerpress, legaltoday, noticias jurídicas o lexnews-.

Ellos tendrán un contenido jurídico de calidad y vosotros tendréis un impacto óptimo de vuestros artículos jurídicos y/o de opinión. No solo eso sino que, desde esos diarios jurídicos-digitales, podréis llegar a Twitter, Facebook, Google + o Linkedin gracias a la colaboración de los lectores que, en muchos casos, no son seguidores de vuestro blog.

En definitiva, es un acuerdo WIN-WIN, el portal digital tiene contenidos y nosotros/vosotros obtenéis más ladrillos en el muro de vuestra marca personal. No tengáis miedo, poneos en contacto con estos diarios seguro que os sorprenderéis.

PONDERACIÓN ENTRE LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN Y LA INTIMIDAD PERSONAL Y EL DERECHO AL HONOR

España siempre ha tenido una cultura del sarcasmo, burla, chascarrillo, sátira o fina ironía. España es un país en donde Quevedo atacaba a Góngora y Góngora devolvía el golpe con un clásico soneto.

El acervo español tiene a gala su sátira, ironía, sarcasmo. ¿Quién no recuerda el soneto dedicado a una nariz?

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un peje espada muy barbado.

Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado.

Érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce Tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
muchísimo nariz, nariz tan fiera
que en la cara de Anás fuera delito

Pues en STS de 17-12-2013, STS 5879/2013 nuestro alto Tribunal aborda la penúltima de las cuestiones discrepantes sobre la ponderación entre la libertad de información y el derecho al honor y a la intimidad personal.

El supuesto de hecho a grandes rasgo es que una actriz realizó unas manifestaciones en el contexto de una presentación de una película pero no exclusiva sobre su trabajo sino que también abordó circunstancias personales. La publicación apostilla y no altera dichas declaraciones pero introduce una serie de comentarios digamos que mordaces. Dichos comentarios, al parecer, no fueron del agrado de la recurrente.

Así, la STS en su FD Cuarto, que transcribo íntegramente, aborda dicha ponderación desde un análisis profundo que pueda dar mucho juego en los actuales medios de comunicación.

Nuestro alto tribunal expone (la negrita y subrayado es nuestra):

 “A) El artículo 20.1.a ) y. d) CE , en relación con el artículo 53.2 CE , reconoce como derecho fundamental especialmente protegido mediante los recursos de amparo constitucional y judicial el derecho a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción y el derecho a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión, y el artículo 18.1 CE reconoce con igual grado de protección el derecho al honor y a la intimidad personal.

 La libertad de información comprende la comunicación de hechos susceptibles de contraste con datos objetivos y tiene como titulares a los miembros de la colectividad y a los profesionales del periodismo.

 La libertad de información comprende la comunicación de hechos susceptibles de contraste con datos objetivos y tiene como titulares a los miembros de la colectividad y a los profesionales del periodismo.

 El artículo 7.7 LPDH define el derecho al honor en un sentido negativo, desde el punto de vista de considerar que hay intromisión por la imputación de hechos o la manifestación de juicios de valor a través de acciones o expresiones que de cualquier modo lesionen la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación. Doctrinalmente se ha definido como dignidad personal reflejada en la consideración de los demás y en el sentimiento de la propia persona.

 Como ha señalado reiteradamente el Tribunal Constitucional ( SSTC 180/1999, de 11 de octubre , FJ 4, 52/2002, de 25 de febrero, FJ 5 y 51/2008, de 14 de abril , FJ 3) el honor constituye un «concepto jurídico  normativo cuya precisión depende de las normas, valores e ideas sociales vigentes en cada momento». Este Tribunal ha definido su contenido afirmando que este derecho protege frente a atentados en la reputación personal entendida como la apreciación que los demás puedan tener de una persona, independientemente de sus deseos ( STC 14/2003, de 28 de enero , FJ 12), impidiendo la difusión de expresiones o mensajes insultantes, insidias infamantes o vejaciones que provoquen objetivamente el descrédito de aquella ( STC 216/2006, de 3 de julio , FJ 7).

 El reconocimiento del derecho a la intimidad personal y familiar tiene por objeto garantizar al individuo un ámbito reservado de su vida, vinculado con el respeto de su dignidad como persona ( artículo 10.1 CE ), frente a la acción y el conocimiento de los demás, sean estos poderes públicos o simples particulares, de suerte que atribuye a su titular el poder de resguardar ese ámbito reservado, no solo personal sino también familiar ( SSTC 231/1988, de 2 de diciembre , y 197/1991, de 17 de octubre ), frente a la divulgación del mismo por terceros y a la publicidad no querida ( SSTC 231/1988, de 2 de diciembre , 197/1991, de 17 de octubre y 115/2000, de 10 de mayo ), evitando así las intromisiones arbitrarias en la vida privada, censuradas por el artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos .

 El derecho al honor y a la intimidad personal y familiar, según reiterada jurisprudencia, se encuentra limitado por las libertades de expresión e información.

La limitación del derecho al honor y a la intimidad personal y familiar por la libertad de expresión o de información, tiene lugar cuando se produce un conflicto entre tales derechos, el cual debe ser resuelto mediante técnicas de ponderación constitucional, teniendo en cuenta las circunstancias del caso (respecto del derecho al honor, SSTS de 12 de noviembre de 2008, RC n.º 841/2005 , 19 de septiembre de 2008, RC n.º 2582/2002 , 5 de febrero de 2009, RC n.º 129/2005 , 19 de febrero de 2009, RC n.º 2625/2003 , 6 de julio de  2009, RC n.º 906/2006 , 4 de junio de 2009, RC n.º 2145/2005 , 10 de noviembre de 2010, RC n.º 731/2008 , 25 de enero de 2011, RC n.º 859/2008 ; respecto del derecho a la intimidad personal y familiar, SSTS 16 de enero de 2009, Pleno, RC n.º 1171/2002 , 15 de enero de 2009, RC n.º 773/2003 , 6 de noviembre de 2003,RC n.º 157/1998 ).

 Por ponderación se entiende, tras la constatación de la existencia de una colisión entre derechos, el examen de la intensidad y trascendencia con la que cada uno de ellos resulta afectado, con el fin de elaborar una regla que permita, dando preferencia a uno u otro, la resolución del caso mediante su subsunción en ella.

 

B) Cuando se trata de la libertad de información, la técnica de ponderación exige valorar, en primer término, el peso en abstracto de los respectivos derechos fundamentales que entran en colisión.

 Desde este punto de vista, la ponderación debe respetar la posición prevalente que ostenta el derecho a la libertad de información sobre el derecho al honor, a la intimidad personal y a la propia imagen por resultar esencial como garantía para la formación de una opinión pública libre, indispensable para el pluralismo político que exige el principio democrático ( STS 11 de marzo de 2009, RC n.º 1457/2006 ).

La protección constitucional de las libertades de información y de expresión alcanza un máximo nivel cuando la libertad es ejercitada por los profesionales de la información a través del vehículo institucionalizado de formación de la opinión pública que es la prensa, entendida en su más amplia acepción ( SSTC 105/1990, de 6 de junio , FJ 4, 29/2009, de 26 de enero , FJ 4). Este criterio jurisprudencial es hoy admitido expresamente por el artículo 11 CDFUE, el cual, al reconocer los derechos a la libertad de expresión y a recibir y comunicar información, hace una referencia específica al respeto a la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

 

C) La técnica de ponderación exige valorar, en segundo término, el peso relativo de los respectivos derechos fundamentales que entran en colisión. Desde esta perspectiva:

 (i) La ponderación debe tener en cuenta si la información tiene relevancia pública o interés general en cuanto puede contribuir al debate en una sociedad democrática cuando se proyecta sobre personas que desempeñan un cargo público o una profesión de notoriedad o proyección pública ( STC 68/2008 ; SSTS 25 de octubre de 2000 , 14 de marzo de 2003, RC n.º 2313/1997 , 19 de julio de 2004, RC n.º 5106/2000 , 6 de julio de 2009, RC n.º 906/2006 ) o tienen una personalidad política y ejercen funciones oficiales o se trata, simplemente de satisfacer la curiosidad humana por conocer la vida de personas con notoriedad pública que no ejerzan tales funciones (SSTEDH 1991/51, Observer y Guardian, 2004/36, Plon, Von Hannover y Alemania, SSTC 115/2000 y 143/1999 y SSTS de 5 de abril de 1994 , 7 de diciembre de 1995 , 29 de diciembre de 1995 , 8 de julio de 2004 , 21 de abril de 2005 ). En suma, la relevancia pública o interés general de la noticia constituye un requisito para que pueda hacerse valer la prevalencia del derecho a la libertad de información y de expresión cuando las noticias comunicadas o las expresiones proferidas redunden en descrédito del afectado.

 (ii) La libertad de información, dado su objeto de puesta en conocimiento de hechos, cuando comporta la transmisión de noticias que redundan en descrédito de la persona, para que pueda prevalecer sobre el derecho al honor exige que la información cumpla el requisito de la veracidad, a diferencia de lo que ocurre con la libertad de expresión, que protege la emisión de opiniones. Por veracidad debe entenderse el resultado de una diligencia razonable por parte del informador para contrastar la noticia de acuerdo con pautas profesionales ajustándose a la circunstancias del caso aun cuando la información, con el paso del tiempo pueda más adelante ser desmentida o no resultar confirmada ( STC 139/2007 y 29/09 de 26 de enero FJ 5). Cabe el denominado reportaje neutral ( STC 76/2002 de 8 de abril ) el cual exige que las declaraciones recogidas sean por sí noticia y se pongan en boca de personas determinadas responsables de ellas y que el medio informativo sea mero trasmisor de tales declaraciones sin alterar la importancia que tengan en el conjunto de la noticia ni reelaborarlas o provocarlas; en este caso la veracidad exigible se limita a la verdad objetiva de la existencia de la declaración. Este requisito resulta de menor trascendencia cuando se afecta al derecho a la intimidad personal y a la propia imagen.

 (iii) Cuando la difusión de datos de carácter privado afecta no solo al personaje público, sino también a terceras personas, debe valorarse en qué medida la difusión de los datos relativos a estas está justificada por razón de su carácter accesorio en relación con el personaje público al que se refiere, la necesidad de su difusión para ofrecer la información de que se trate y la aceptación por el tercero de su relación con la persona afectada como personaje público.

 (iv) La prevalencia del derecho a la información sobre el derecho a la imagen es mayor que sobre el derecho a la intimidad, por cuanto en relación con la vida privada de las personas debe tenerse en cuenta el principio de proporcionalidad con el interés público en los aspectos de esta que se difunden y la forma en que tiene lugar la difusión ( STS 19 de marzo de 1990 ). Cuando la actividad informativa se quiere ejercer sobre ámbitos que pueden afectar a otros bienes constitucionales, como es la intimidad, es preciso, para que su proyección sea legítima, que lo informado resulte de interés público, pues solo entonces puede exigirse de aquellos a quienes afecta o perturba el contenido de la información que, pese a ello, la soporten, en aras, precisamente, del conocimiento general y difusión de hechos y situaciones que interesan a la comunidad por cuanto responde a la necesidad de preservar otros intereses constitucionalmente protegibles ( SSTC 156/2001, de 2 de julio ; 14/2003, de 28 de enero ). Tal relevancia comunitaria, y no la simple satisfacción de la curiosidad ajena, es lo único que puede justificar la exigencia de que se asuman aquellas perturbaciones o molestias ocasionadas por la difusión de una determinada noticia, y reside en tal criterio, por consiguiente, el elemento final de valoración para dirimir, en estos supuestos, el eventual conflicto entre las pretensiones de información y de reserva ( SSTC 171/1990, de 12 de noviembre , 20/1992, de 14 de febrero , 121/2002, de 20 de mayo y 185/2002 de 14 de octubre ). Habrá intromisión ilegítima en la intimidad si la medida adoptada no se revela necesaria para lograr el fin previsto, no resulta proporcionada o no respeta el contenido esencial del derecho ( STC 70/2009, de 23 de marzo ).

 (v) La ponderación entre los derechos en conflicto debe efectuarse teniendo en cuenta si la publicación de los datos de la vida privada está justificada por los usos sociales, o hay base para sostener que el afectado adoptó pautas de comportamiento en relación con su ámbito íntimo que permita entender que, con sus propios  actos, lo despojó total o parcialmente del carácter privado o doméstico ( STS de 6 de noviembre de 2003,RC nº. 157/1998 ).”

Remata la sentencia, antes del FALLO que, adelanto, declara no haber lugar a casación, explicando que, las SSTS de 29 de diciembre de 2010, RC n.º 1195/2008 y 30 de noviembre de 2011, RC n.º 2750/2004 ,entendieron que:

 «el tratamiento humorístico o sarcástico de los acontecimientos que interesan a la sociedad constituye una forma de comunicación y crítica de los mismos que está ligada al ejercicio del derecho a la libertad de expresión, como forma de comunicación de ideas u opiniones, e incluso a la libertad de información, en la medida en que el tratamiento humorístico puede constituir una forma de transmitir el conocimiento de determinados acontecimientos llamando la atención sobre los aspectos susceptibles de ser destacados mediante la ironía, el sarcasmo o la burla».

 

En definitiva, si Cide Hamete, en El Quijote hubiera apostillado la frase y realizado sus comentarios de los protagonistas de los libros de caballerías no hubiera sufrido “aquesta” ironía sobre su puntualidad como historiador:

  “…se introduce la sospecha de que por ser Cide Hamete historiador arábigo haya éste dejado en silencio las alabanzas de Don Quijote, faltando con ello a la puntualidad que deben guardar los historiadores.”

EL SÍNDROME DEL STENDHAL TUITERO

 “El síndrome de Stendhal (también denominado Síndrome de Florencia o “estrés del viajero”) es una enfermedad psicosomática que causa un elevado ritmo cardíaco, vértigo, confusión , temblor, palpitaciones, depresiones e incluso alucinaciones cuando el individuo es expuesto a obras de arte, especialmente cuando éstas son particularmente bellas o están expuestas en gran número en un mismo lugar.

Más allá de su incidencia clínica como enfermedad psicosomática, el síndrome de Stendhal se ha convertido en un referente de la reacción romántica ante la acumulación de belleza y la exuberancia del goce artístico.” (fuente: WIKIPEDIA)

Hoy en día comienza a ser habitual escuchar o leer noticias sobre obsesiones y/o adicciones a tecnologías, redes sociales, internet en general…

Ayer un amigo se iniciaba en twitter. Al poco tiempo, en su muro de Facebook, publicaba que le había parecido brutal la información y la velocidad de ésta en twitter. Se sintió abrumado con la información a la que pudo acceder. A mi también me sucedió y fue, sencillamente eso, lo que me engancho a esa red social.

Es verdad, el empacho de información es tan rápido, tan intenso y tan poco seleccionado que nos podemos encontrar con los síntomas que sufrió Stendhal cuando llegó a Florencia. A mi me pasó. En el despacho tenía abierto el tuiter en el ordenador para no perderme la información que estaba siendo publicada.

Mi solución, después de duros días de desintoxicación, fue:

 a)   utilizar un lector de blogs. Sigo a los que me gustan y los leo por la noche;

b)   utilizar las listas de tuiter para seleccionar temáticas;

c)  poner un contador de tiempo para tareas en el ordenador y establecer alarmas a los 10 minutos para los “descansos” del trabajo en tuiter.

RANKING ABOGADOS MÁS INFLUYENTES EN REDES SOCIALES SEGÚN EL ÍNDICE KLOUT AL FINAL DEL 2013

Llega Diciembre y es tiempo de una pequeña reflexión del año, de lo bueno y de lo malo; de las novedades, de las despedidas, de los resúmenes y de los rankings.

Este concepto de ranking, que tanto gusta, se ha ido implementando en la cultura jurídica. Leyendo los diarios jurídicos y económicos vemos la pequeña “cuota de pantalla” que se reserva a los directorios de Despachos de Abogados o Ranking de Despachos por facturación.

Sin abandonar las prestigiosas e históricas clasificaciones de abogados relevantes y Despachos; en estos dos últimos años, ha entrado como elefante en cacharrería el fenómeno twitter, las webs jurídicas y los listados que se obtienen de ellos. A modo de ejemplo, me gustaría señalar a la web de notarios y registradores – www.notariosyregistradores.com (para mi una de las mejores del sector jurídico en cuanto contenidos). Ésta ha hecho un ranking del twitter jurídico español y un ranking de páginas jurídicas españolas, con unos criterios basados en el contador universal ALEXAaquí.

Además de los anteriores, hoy en día podemos encontrar infinidad de rankings y listados de influencia en redes sociales. Sin perjuicio de otros, me gustaría señalar un par de listas, para que todo el mundo pueda comparar y obtener su conclusión.

http://laboralnews.blogspot.com.es/2013/06/ranking-de-abogados-en-twitter-por.html

http://www.notariosyregistradores.com/ESTADISTICAS/ranking-twitter-juridico.htm

Paralelamente a estas iniciativas, el año pasado, Carlos Guerrero -@guerrerocg- impulsó, a través de su blog, la lista de abogados twitteros y, un par de meses más tarde, el diario Expansión Jurídico introdujo en España el índice Klout y realizó el primer ranking usando este importante índice de referencia. En este sentido, hace poco tiempo publicaron un interesante artículo sobre la revolución de los despachos de abogados que se están apuntando a las redes sociales.

Si los expertos en marketing jurídico apuntan hacía el índice Klout, como elemento para determinar la importancia del impacto en redes sociales, será por alguna razón.

¿Por qué adopto el Klout como elemento diferenciador al realizar esta lista?

El algoritimo de klout es un dato objetivo. Este algoritmo sigue alrededor de 12.000 señales sociales a diario y 400 millones de personas. El sistema se actualiza con frecuencia y utiliza como referencia las redes sociales más importantes: twitter, facebook, google +, linkedin, instagram, FourSquare, Bin, Wikipedia, WordPress y el propio klout.

Esta breve intro es la explicación y el porqué me he decido por el índice Klout para elaborar este sencillo ranking y espero no haber excluido a nadie.

  david-bravo

1.- DAVID BRAVO

@dbravo

73

  foto Carlos Guerrero V

2.- CARLOS GUERRERO

@guerrerocg

71

 images

3.- JOSÉ MUELAS

@josemuelas

69

 imgres

4.- ROSA MANRUBIA

@RosaManrubia

67

       J.L peláez

 5.- JESÚS LÓPEZ PELÁEZ

@jlpelaz

67

 Benjamin Nicolau

6.- BENJAMÍN NICOLAU

@benjaminnicolau

66

 Luis abeledo

7.- LUIS ABELEDO IGLESIAS

@luisabeledo

65

 Josep Padro Jover

8.- JOSEP JOVER PADRÓ

@josepjover

64

 David maeztu

 9.- DAVID MAEZTU

@davidmaeztu

64

 Andrés Martínez Olmedo

10.- ANDRÉS MARTÍNEZ OLMEDO

@andres_m_o

63

 Veronica del Carpio

11.- VERONICA DEL CARPIO

@veronicadelcarp

62

 carmen Varela Álvarez

 12.- CARMEN VARELA ÁLVAREZ

@CarmenVarelaAlv

62

 Jorge Campanillas

13.- JORGE CAMPANILLAS

@jcampanillas

62

 Francisco Pérez Bes

 14.- FRANCISCO PÉREZ BES

@pacoperezbes

62

*Estos datos han sido obtenidos del la web www.klout.com a través de Moments Interactors, Create a lists y el orden es el impuesto por la web, el día 7/12/2013

He alargado la lista a 14 porque ahí se cierra el Klout en 62. Hay mucha gente con 61 o 60, pero no caben todos. Se ha hecho un análisis de algo más de 50 cuentas de abogados que he encontrado en klout. Hay que señalar que el índice se modifica a diario y que un punto no es nada. Espero, como he dicho, no haberme olvidado de nadie, y, si es así, avisen que enmendaremos el error de la mejor forma posible.

ERRORES DE COMUNICACIÓN.

Soy el típico abogado que lee, relee; cambia y vuelve a cambiar sus escritos. Soy el tipo de abogado que para enviar una carta, un mail o un mensaje lo piensa dos veces.

Además de esta manía me gustan este tipo de temas y, en mis ratos libres, leo artículos, estudios y opiniones sobre la comunicación escrita.

¡Pues hoy he metido la pata hasta el fondo!

La dinámica de multifunción, velocidad, interés por agradar y contestar de modo inmediato me ha jugado una mala pasada.

Todo el mundo recomienda, acertadamente, que, antes de responder un mail, lo leas dos veces, lo asimiles y lo contestes sentado en el despacho de modo pausado y reflexivo. ¿qué hice yo? Pues todo lo contrario.

Hoy me enviaron un mail con un estudio que había pedido como favor. El amigo al que se lo pedí, se interesó (y molestó) en solicitarlo y una tercera persona me lo envía.

Primer error: Las prisas e incumplir todas las normas lógicas y que da la experiencia para contestar un mail.

Segundo y más grave error: confundí a este amable compañero que me envía el informe con un seguidor de twitter, al compartir apellido.

A partir de ahí vino la debacle: Mi contestación del primer mail fue cercana y del estilo de contestar a un amigo que te conoce. ¡Desastre!

Además, después de una lectura rápida del informe le hice una nota para actualizar una parte del mismo.

Creo que la velocidad de respuesta la tomó -o eso percibí en su respuesta- como un comentario inapropiado (después de leer dos veces el mail que envié me lo hubiera tomado igual).

Tercer error: querer arreglar los anteriores errores con otro mail confuso y errático.

Un rato más tarde, después de darle vueltas a mi cabeza, me pongo a leer el mail que le envié con las respuestas y me siento fatal ¡Qué metedura de pata! Pues, con las prisas, se me ocurrió la feliz idea de enviarle otro mail con el fin de puntualizar y aclarar mi anterior mail ¡Nuevo error!

Ya enviados todos los mails, los releo y no tienen orden, estructura ni sentido.

Además con la rapidez y el intento de arreglar el malentendido rápido (el corrector del Iphone no ayudo en nada) he cometido más faltas de ortografía que en toda mi vida académica.

Después de hoy, si este compañero me considera un profesional apto será un milagro porque la impresión que debe tener es ¿Quién es el cazurro éste? Y, sabéis que, tiene toda la razón.

La moraleja: antes de contestar un mail aunque sea de un amigo debemos sentarnos, reflexionar lo que vamos a comunicar, estructurarlo de modo claro y sencillo y leerlo antes de hacer click en el botón de enviar. Nunca se sabe a quién se le va a contestar.

FORMACIÓN DE DESPACHOS VIRTUALES

No hay viento favorable para el que no sabe dónde va“. La cita se atribuye a Séneca.

Dudo que Séneca imaginase el mundo globalizado de hoy en día. Julio Verne pudo visualizar la llegada a la luna y al centro de la tierra pero no internet…

La globalización, internet, los medios digitales, es un mundo de posibilidades.

Hace no tanto tiempo alguien con una forma de pensar diferente ideó un producto llamado Legalitas -no pretendo entrar en polémicas- y creó una red de colaboraciones a través de una idea y una apuesta diferente de abogacía. Hace poco leí que grandes despachos estaban estudiando implementar una linea low cost en sus firmas. Las cosas cambian y el mundo se mueve.

Los pequeños despacho debemos movernos. La abogacía clásica está cambiando. Cada día, en mi twitter, el serio @ABELEDOABOGADOS y el menos serio @luisabeledo, tengo nuevos seguidores que abren sus cuentas, cada día más gente tiene blog y nadie discute la necesidad de tener una web.

¿Hacia donde podemos movernos de un modo austero y barato para posicionarse en el mercado?

No es nuevo, no invento la pólvora, las colaboraciones entre despachos y profesionales han existido siempre; muchos despachos formados por varios compañeros funcionan así: gastos en común, cada uno trabaja de modo independiente y beneficios para quién lo trabaja; o la Comunidad de Bienes para quienes quieran poner a prueba la amistad.

La idea que propongo es la generación de una marca común y que cada pequeño despacho lo aproveche. Muchos despachos que colaboran entre ellos lo han hecho. Crear una red de despachos bajo nombre comercial no es nueva, yo he visto muchos; pero no de pequeños despachos sino de despachos medianos que se convierten en “grandes”. Funcionan con un nombre comercial común en web pero individual en su “jurisdicción” (permitidme la licencia de palabras).

Este sistema de organización profesional -y empresarial- antes era muy costoso, viajes, reuniones, puentes aeréos… Hoy con un programa informático en la nube, un email, un servicio de secretariado on line y videoconferencias es eficiente, barato, cómodo y lo más importante… es posible.

Mi despacho da cobertura en Tenerife a muchos despachos, sobre todo Madrid y Galicia, que quieren dar servicio a sus clientes establecidos en Canarias pero el coste de abrir una oficina o el viaje por una vista es muy costoso. Funcionamos por mail y videoconferencia de modo rápido, eficiente y a bajo coste.

Quizá es el momento de proponer crear una marca conjunta. Quizá es momento de integrar mi despacho en una red de colaboradores en toda España. Quizás deba avanzar hacia nuevas posibilidades… Quizás.

COLABORACIÓN ENTRE OPERADORES JURÍDICOS

Me gusta la expresión “operador jurídico”.

Me enseñaron que dentro de ese grupo podemos incluir a todas las PERSONAS, porque al final somos personas, que trabajamos “orbitando” en el universo de la Justicia.

Los diferentes profesionales realizamos diferentes funciones. Un auxiliar de justicia, un juez, un abogado, un procurador, un secretario, un fiscal, incluso el guardia de seguridad del juzgado que, en más de una ocasión, nos ha ayudado. Veo con preocupación a mis compañeros y amigos procuradores con un futuro incierto, los auxiliares que pierden su paga de navidad, nuestra propia posición como abogados, la falta de plazas a jueces, fiscales, secretarios… Por eso, mi queja de hoy.

No entiendo porque los operadores jurídicos nos hacemos la puñeta unos a otros. No entiendo porque a veces un abogado se comporta como un idiota con un funcionario ni porque un funcionario hace la vida imposible a un procurador. Tampoco entiendo el porque un juez dicte una resolución sorprendente después que un abogado hable con él para evitarle que trabaje el fin de semana. No entiendo porque hay fiscales que se ensañan con imputados ni porque un Secretario no se habla con su Juez.

Quizás, y digo quizás sabiendo que no ocurrirá nunca, los operadores jurídicos colaboremos entre nosotros, con respeto y cariño. Respondía Churchill a la pregunta de ¿Qué opina de los franceses? “No los conozco a todos”. Yo tampoco conozco a todos los operadores jurídicos pero conozco a alguno que, al igual que en el colegio, deberíamos calificarlo con un “Necesita Mejorar” en compartir y colaborar.

Nos dedicamos a una profesión y un universo en donde debemos solucionar problemas de los demás. Eso es duro. Entre todos deberíamos reflexionar y no crear más problemas a nuestros compañeros “operadores jurídicos”.

DESCANSO PROACTIVO

Estoy descansando mientras escribo este post.

Los que penséis que estoy afectado por el síndrome de la notificación express del Lexnet tenéis parte de razón.

Para un profesional liberal el poco tiempo de descanso debe ser aprovechado proactivamente. No podemos pararnos. Las redes sociales y los blogs son una óptima fórmula para descansar mientras trabajas, para practicar network y pasar un buen rato.

Hay diferencia en reírte, disfrutar e interactuar con los amigos del twitter o reírte, disfrutar e interactuar tomando una caña en el bar? Pues alguna hay… pero no tantas.

Trabaja descansando o descansa trabajando pero no te quedes quieto.

Estoy descansando, poco, y por eso el post es corto. Mañana me echaré la siesta con twitter.

Final o inicio?

Hola, de nuevo.

Las vacaciones tocan a su fin. Las fotos en twitter e Istagram de pies, copas, fiestas y comidas se van a transformar en corbatas, reuniones, entrevistas, trabajo, estress…

Es septiembre, la hora de los cursos de idiomas, los nuevos y buenos propósitos, los 200 € de la matricula de un gimnasio que no pisaremos… y para los abogados ¿qué?

Creo que la mayoría ya hemos vuelto más o menos activos. No existen los 31 días de vacaciones. ¿Llegar un 1 de septiembre? imposible.

Cuando empecé a ejercer -no hace tanto- todos sabíamos lo que nos íbamos a encontrar. Pocos o ningún cambio normativo, una economía estable, sin escándalos, sin corrupción pública, sin una previsión de cambios normativos y sin Gallardón.

Hoy, mientras tomo un té y escribo desde mi iPad, no se que vamos a encontrarnos el uno de septiembre.

Me preocupa que la mayoría de nosotros tengamos los despachos parados o, lo que es peor, que nuestros clientes y, sin embargo amigos, puedan pagarnos. Me preocupan esas nuevas normas que dividirán a la profesión entre abogados que pisan el Juzgado y los que no. Me preocupa que mañana, a los pequeños despachos, nos cambien otra vez las reglas del juego y no podamos adaptarnos. Me preocupa que el turno de Oficio, que tanto orgullo nos da, siga sin estar debidamente remunerado. Me preocupa que paguen el Turno y que el dinero que debía estar para que la gente sin medios puede tener un mínimo derecho de defensa este “invertido” en alguna comilona o viaje.

Soy consciente del tono apagado y tristón del post pero estoy preocupado y se acaban las vacaciones.