Archivo de la categoría: Derecho Penal. Infracción de ley por concurrir error en la apreciación de la prueba

Penal. Infracción de ley por haber concurrido error en la apreciación de la prueba

Infracción de ley por haber concurrido error en la apreciación de la prueba, ex art 849.2º LECrim.

Todos los abogados alegamos lo mismo. No porque no tengamos ideas diferentes sino porque en muchos momentos no hay nada que decir e intentamos que “suene la flauta.”

Esta situación se repite cuando alegamos infracción de ley por entender que existe un error en la apreciación de la prueba. Para que exista este tipo de infracción deben concurrir los siguientes requisitos:

  • Que haya en los autos una verdadera prueba documental y no de otra clase (testifical, pericial, confesión), es decir que sea un documento propiamente dicho el que acredite el dato de hecho contrario a aquello que ha fijado como probado la Audiencia, y no una prueba de otra clase, por más que esté documentada en la causa.
  • Que este documento acredite la equivocación del Juzgador, esto es, que en los hechos probados de la Sentencia recurrida aparezca como tal un elemento fáctico en contradicción con aquello que el documento, por su propia condición y contenido, es capaz de acreditar;
  • Que, a su vez, ese dato que el documento acredite no se encuentre en contradicción con otros elementos de prueba, porque la Ley no concede preferencia a ninguna prueba determinada sobre otra igualo diferente, sino que cuando existen varias sobre el mismo punto, el Tribunal, que conoció de la causa en la instancia, habiendo presidido la práctica de todas ellas, y habiendo escuchado las alegaciones de las partes, tiene facultades para, sopesando unas y otras, apreciar su resultado con la libertad de criterio que le reconoce el art. 741 de la Lecrim ;
  • Por último, es necesario que el dato de hecho contradictorio así acreditado sea importante, en cuanto que tenga virtualidad para modificar alguno de los pronunciamientos del fallo, pues si afecta a elementos fácticos que carezcan de tal virtualidad, el motivo no puede prosperar, porque, como reiteradamente tiene dicho esta Sala, el recurso se da contra el fallo y no contra los argumentos, de hecho o de derecho, que no tienen aptitud para modificarlo.

Para dar fuerza a vuestros argumentos podréis cita las Sentencias de 23 de marzo de 2012, núm. 209/2012 y 28 de febrero de 2013, núm. 128/2013 y la reciente STS 3520/2015 de 27 de julio de 2015.

Deja un comentario

11 septiembre, 2015 · 10:00