EL APREMIO DE LAS COSTAS DEL 139 LJCA

EL APREMIO DE LAS COSTAS DEL 139 LJCA

La vida es dura y no siempre ganamos los pleitos. La vida, a veces, es mucho más dura y los perdemos con costas. La vida es una basura si recurres ante la administración y pierdes con costas.

Eso le pasó a nuestro protagonista de hoy pero su final no fue del todo desastroso.

Todos tenemos la duda: hemos perdido con costas ante la administración ¿ahora qué? ¿Pagamos, no pagamos? Si no pagamos como nos las van a cobrar, ¿vía judicial? ¿Esto tardará tiempo? ¿El inicio del expediente de cobro es la notificación de la propia sentencia?

La respuesta es el art 13.1, párrafo tercero de la Ley 52/1997, de 27 de noviembre, de Asistencia Jurídica al Estado en Instituciones Públicas, en la redacción que le proporcionó a este precepto la Ley 14/2000, de 29 de diciembre que dice: Para la exacción de las costas impuestas a particulares se utilizará el procedimiento administrativo de apremio, en defecto de pago voluntario.”

Tal y como dice la STSJ 2662/2011 del TSJ de Castilla-León, Roj, STSJ CL 6116/2011 (aportada por @apariciosan ):

El apremio administrativo seguido para el cobro de las costas impuestas a la demandante está autorizado por el artículo 139 L.J.C.A-1998, así́ como por el artículo 13.1 de la Ley 52/1997, de 27 de noviembre, de Asistencia Jurídica al Estado en Instituciones Públicas, en la redacción que le proporcionó a este precepto la Ley 14/2000, de 29 de diciembre. Pero tal apremio administrativo está condicionado, como todos los de su especie, al previo conocimiento por el deudor de la deuda que se le exige con anterioridad al despacho de la ejecución por providencia de apremio. No consta que se notificara a su representante procesal el auto obrante a los folios 18 y 19 del expediente. Al folio 20 se encuentra la diligencia de ordenación para que se notifique el auto a la procuradora, más no hay constancia, repetimos, de que así́ se hiciera, por lo que debe estimarse la alegación de falta de notificación de la deuda para su cumplimiento en período voluntario, que acarrea la nulidad de la providencia de apremio y de las resoluciones que la confirmaron. “

En definitiva, podemos entender que la notificación de la sentencia inicia el período voluntario de pago, como la típica cartita puñetera que llega de la administración tributaria cualesquiera que sea. Sin embargo, si no utilizamos la posibilidad del pago voluntario “el juzgado” (que mal empleado el concepto) no iniciará la vía del cobro como en otra jurisdicción sino que utilizará un expediente administrativo de apremio (con sus encantadores y amistosos recargos) pero, eso si, el inicio del apremio debe ser debidamente notificado e iniciar lo que su propio nombre indica, un expediente de apremio con las debidas garantías y derechos.

PD.- Como el expediente no fue iniciado con las debidas garantías fue declarado nula la providencia de apremio y las resoluciones que lo confirmaron pero, pese a ser una nulidad de expediente administrativo, apenas motiva sobre el tema.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo DERECHO ADMINISTRATIVO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s